CELEBRANDO EL 36 ANIVERSARIO.

 A 36 años de verse cristalizado el esfuerzo del Sindicato de trabajadores al servicio del H. Ayuntamiento de Mocorito hoy podemos decir nos hemos fortalecido como Sindicato y como familia Cetemista.

Hoy el misterio del tiempo nos une, por sus 36 años de vida de nuestro Sindicato. Momento oportuno que nos permite contemplar con sabiduría su historia y reconocer en ella, aquello que es perdurable y que debe conservarse con esmero. Esta ocasión no necesariamente significa celebrar. Significa, sobre todo, hacer memoria, recuperar lo transitado, significa explicar y diagnosticar el presente, para lanzarnos con más fuerza hacia el futuro sin dejar de lado la historia.

Siempre hay dos maneras de leer y escribir la historia. Una: la oficial, que la hacemos y escribimos quienes formamos parte de este gremio, ejerciéndolo desde un escritorio, dando nuestra mejor cara y realizando esta hermosa tarea de servir. La otra, desde la Comunidad, desde las bases. La de los anónimos, que trabajan en silencio, donde cada día tiene su afán, donde el trabajo es el que nos da tantas alegrías y también algunos sufrimientos. Quienes nos hablan desde este lado de la historia, son los reales protagonistas: los trabajadores a quienes tenemos el privilegio de contarlos en las filas de nuestro Gremio . A veces será la historia menos conocida, pero la más importante, la que permite que todo y cada uno de los días nos reconozca y nos identifique.

Un Aniversario es siempre importante. Este, en particular, nos descubre en un momento de solidez en todos los aspectos, momento de entrega en el trabajo cotidiano. También nos encuentra con la sensibilidad que deja el último paso para alcanzar el tiempo de la madurez, a un peldaño de la cima, de la cumbre que nos invita, necesariamente, a hacer un alto en el camino y mirar hacia atrás para indagar sobre lo que se ha sembrado y cosechado, pero también para no perder de vista el tiempo por venir.

Por ello, esta ocasión es un momento fundamental para comprender algo más. Para reconocer el valor más profundo de esta organización, que más allá de los desafíos y obstáculos que ha debido enfrentar, jamás se ha resignado a cambiar la esencia de su misión social y gremial, abogando por la inclusión y el respeto a la diversidad. Hoy, treinta y seis años después, podemos decir que el objetivo que aquellas personas se marcaron al fundarlo, ha sido cumplido. Porque nuestro Sindicato se ha sostenido en el proceso histórico de sus ideales y ha ido generando y creando los espacios necesarios en función de las demandas de todos aquellos que conforman la familia sindical.

Hoy, contemplando lo realizado y reflexionando hacia el futuro, hacemos votos por el progreso de esta Organización, confiando en la labor diaria de nuestra recién elegida Secretaria General, apoyándola en las tomas de dedición a las que se enfrentara, siempre con el respaldo de este gremio. Agradecer a quienes ya estuvieron en su momento en la Dirigencia y agradecerles por lo realizado. Festejemos con alegría y satisfacción sus 36 años, porque vendrán muchos más. Por ello, los convocamos a renovar con energía nuestro compromiso con los objetivos y la misión de esta institución, manteniendo el compromiso social, la visión crítica, la congruencia como personas.